Sesiones: guía práctica para disfrutar la experiencia

sesion-novios-preboda.jpg

Si ya empezaste a pedir presupuestos de fotografía, habrás notado que entre los servicios y propuestas de cobertura suelen incluirse las sesiones. Si no tenés mucha idea que qué se trata esto, te invito a seguir leyendo.

Primero lo primero:

¿qué son las sesiones?

 

Tratándose de casorios, tenemos hay 3 tipos de sesiones. Paso a contarte qué son para que sepas de qué se tratan y disfrutes la experiencia. Porque de eso se trata: de disfrutar!

 

Prebodas o sesiones de novios.

El objetivo de estas dos sesiones, es el mismo: que puedas tener fotos lindas con amore en “estado novies”, o sea, son fotos que los muestran como la pareja increíble que son, ya sea cariñoses o aventureres u ocurrentes o relajades. 

Lo que busco, es que las fotos hablen de ustedes, que los reflejen, que las imágenes de "Delfi y Fidel" no sean una copia de las de "Angie y Tomás" porque no hay dos parejas iguales en el mundo y por ende, no puede haber dos sesiones iguales. 

La preboda o sesión de pareja es la que suele hacerse antes del casorio. Nos permite conocernos y entrar en confianza para que el día de la boda todo fluya espontáneamente y amore y vos se muevan con naturalidad, sin que la cámara les intimide. La idea es simple: pasar juntes un rato divertido para registrarlo en los clicks. Siempre que sea posible, les recomiendo darse la posibilidad de hacer una sesión de pareja previa.

Te recomiendo para la sesión, que les dos usen prendas con las que se sientan lindes y cómodes. No intenten ser alguien que no son! (A menos que planeemos hacer algo temático y eso sea parte del juego).

fotos-para-novios-prebodas.jpg
 

Posboda o trash the dress.

Es una sesión muy relajada en la que les retrato con la ropa de la fiesta, en un lugar que elijas pero ya sin tener que preocuparse por si algo se ensucia. La idea es que amore y vos puedan jugar y disfrutar después del stress que suele acompañar los preparativos del casorio.

En este tipo de sesión suelo conseguir imágenes impactantes por el contraste que se da entre les novies, tan lookeadites y los lugares elegidos que no necesariamente tienen algo que ver con el casamiento en sí.

Respecto al lugar o actividades que pueden elegir, abro un paréntesis: muchas novias huyen despavoridas ante la sola idea de arruinar el vestido (traducción freestyle del término anglosajón “trash the dress”) pero no tiene porque ser algo tan literal. Se puede hacer una posboda donde el vestido no corra peligro: paseando por microcentro o por algunas dunas playeras, haciendo un picnic en el campo, tomando cerveza y jugando al pool en el bar del que son habitués, en una montaña rusa, en un campo de golf, en una cabaña en el Tigre… opciones sobran y ninguna tiene porque dañar ese vestido soñado. Claro que las novias audaces pueden jugársela más y terminar chapoteando en el barro o saltando olas en la playa. 

fotos-de-novios-postboda-trash-the-dress.jpg
 

Estas dos sesiones que mencioné antes se hacen en días diferentes a los del casamiento. A menos que quieras aprovechar el fin de fiesta, ya que amore y vos están lookeades, para hacer el trash. Esto, claro, va a depender del lugar elegido. Por ejemplo, si la fiesta fue en algún salón con salida al río, es fácil bajar a la playa y aprovechar el amanecer y las olas.

Tanto las sesiones preboda como el trash the dress tienen una duración mínima de 2 horas y las hacemos en lugar a convenir. Lo ideal es que sea un lugar que tenga algún tipo de relevancia o significado para la pareja, que sea parte de su historia ya sea por el mismo lugar en sí o por la actividad que vayan a hacer ahí. 

Tené en cuenta que visualmente, las mejores horas (con la luz más linda) son el amanecer (y las dos horas que le siguen) y el atardecer (y las dos horas previas), pero por supuesto, si acomodar la sesión en esos rangos horarios no fuera posible, me acomodo al tiempo que tengas disponible.

First view 

Fotos+espontáneas+de+casamientos.jpg

Esta no es propiamente una sesión sino una propuesta alternativa a los retratos del casorio. Son fotos del primer encuentro entre amore y vos, lookeades para el sí quiero, justo antes de la ceremonia. Imaginate la de emociones que fluyen en ese momento! Pueden darse situaciones muy emotivas de tanto nervio y ansiedad a flor de piel y eso es lo que hace que sea algo muy lindo de plasmar en fotos. Es un momento único entre ustedes, íntimo, emotivo y real que ayuda a bajar el nivel de ansiedad. Y esto es clave porque estando más tranquila estás más presente y podés disfrutar de la ceremonia como mereces hacerlo.

Habitualmente el first view en el mismo lugar donde se oficia la ceremonia, aunque podés elegir un lugar neutro, como por ejemplo, algún espacio verde que esté camino hacia el lugar de la ceremonia.

Si la idea de tener un momentito a solas antes del "sí, quiero" te gusta pero también te genera opiniones encontradas, te cuento que hacer un first view no necesariamente implica que amore te vea antes de dar el sí... se le puede buscar la vueltita. 😉

first-view-fotos-de-novios-antes-de-la-ceremonia.jpg
 

Les novies menos supersticioses se ven posta y aprovechan para hacer todo lo que no podrían hacer en el altar delante de toda la gente: gritar de emoción, bailar de alegría, lagrimear con ganas y sin vergüenza. Pero si sos de les que prefieren evitar gatos negros y no pasan por debajo de escaleras abiertas, podés tomarte un momento para decirle lo que quieras a ojos vendados, podés tomarle las manos estando cada une en una habitación diferente, cantarle desde el cuarto de al lado o leerle en voz alta una carta que exprese todo lo que venís sintiendo en esos días. Una vez más, opciones es lo que sobra.  

Si estás por casarte, seguramente te estés preguntando:

 

¿Vale la pena invertir en una sesión preboda?

fotos-profesionales-de-novios-en-buenos-aires.jpg

Francamente, y no es porque sea fotógrafa, yo creo que sí. Quizás no le damos importancia al echo de tener fotos bien hechas con la persona que amamos porque hoy por hoy, hacemos y nos hacemos fotos todo el tiempo. Es algo que se volvió cotidiano. Pero suelen ser fotos bien caseras, sacadas con el celular y que reflejan algún momento de ese día a día. No son fotos "especiales", no son hechas pensando en conservar el momento que estás viviendo con amore ni en dejar un testimonio de eso tan lindo que sienten el une por el otre, no tienen mensaje, no buscan transmitir emoción. Por eso es que creo que un trabajo profesional hecho por une fotógrafe profesional que se dedique a retratar parejas puede darles un resultado realmente más lindo y verdaderamente memorable que "hable" por siempre de quienes son hoy juntes, de lo que sienten mutuamente, de lo que comparten y solo tienen entre ustedes. 

fotos-preboda-en-exteriores-en-buenos-aires.jpg

Y si casarse no es algo en lo que hayan pensado, también vale la pena, la gloria y el bronce! Podés regalársela para el cumple o para su aniversario o simplemente porque sí. Que estén vives y hayan coincidido en esta vida (me pongo cursi, sí) es desde mi punto de vista, suficiente motivo para querer "celebrar" el haberse encontrado y reflejar esa felicidad en fotos profesionales. Definitivamente, es una linda experiencia para vivir juntes.

Si te gustó la idea de hacer una sesión con amore pero seguís buscando a quién te haga las fotos en tu casamiento, quizás te sirva leer estos 3 simple consejos para elegir a tu fotógrafo

¿Tenés alguna pregunta? Dejame tu consulta en comentarios así puedo responderte.

¿Te sirvió este post? Entonces, te invito a compartirlo.