VIVIR. SENTIR. REIR. EMOCIONAR(SE). SER. CONECTAR. CON VOS. CON EL MOMENTO. CON TU GENTE. AGRADECER. VIBRAR. EMOCIONAR(SE) UNA VEZ MÁS Y TODAS LAS QUE SEAN NECESARIAS. CELEBRAR. BRILLAR. ESTAR.  

Esas son tus responsabilidades ese día

De las fotos me encargo yo

 
 
 

La forma de mirarse, la forma en que acomo-das su pelo o el modo en que se para o te toma de la mano. Creo realmente que esas pequeñas cosas de todos los días son las que se extrañan con el paso del tiempo y las que deberían capturarse en las fotos. Es necesario que haya un registro de lo im-portante pero también de lo que a primera vista pueda parecer intrascendente porque son esos sutiles detalles los que los hacen quienes son y que puedo captar espontánea-mente. 

Y estoy convencida que cuanto más natural es una imagen, más valiosa es porque nos acerca a la esencia de la persona fotogra-fiada. Entonces, quiero pedirte que vos, ustedes, conecten con su gente y con los momentos para que me permitan fotografiar eso mismo, esa conexión singular, ese bri-llito en sus ojos. Voy a alentarlos a olvi-darse de la cámara para que solo se dedi-quen a disfrutar de su día y de su gente.

Déjenme a mi la tarea de crear-(les) un re-lato del día a través de las imágenes de aquello que vivieron, de sus emociones, sensaciones, expresiones.

¿Por qué trabajo así? Porque en las entre-vistas, muchas veces me dicen que no quie-ren posar o (peor) que no salen lindos en las fotos (y están convencidos de eso!), a lo que yo les digo que las mejores fotos, aquellas que logran captar la belleza natu-ral de las personas, son aquellas en las que la gente está presente viviendo el mo-mento. Siento que esta manera de contar es la más cálida y respetuosa con ustedes y su gente, con los que están hoy y los que es-tarán mañana... las generaciones que irán llegando. Eso es el fotoperiodismo de bo-das. No es una moda, es un compromiso con lo que es real y único. Una manera de dejar un testimonio. Así que sean ustedes mismos, hagan lo que se les cante hacer, sin proto-colos, sin obligaciones, con la única pre-misa de disfrutar a conciencia.